RADIOFRECUENCIA

La Radiofrecuencia es un sistema de referencia en el rejuvenecimiento facial avanzado y en la remodelación corporal,  siendo sus resultados visibles desde la 1ª sesión, produce un calentamiento profundo en la piel y tejido graso subcutáneo, favoreciendo:

  • El drenaje linfático, lo cual permitirá disminuir los líquidos y las toxinas.
  • Un aumento en la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo.
  • La formación de nuevo colágeno, en la piel y en el tejido subcutáneo, adquiriendo firmeza.
  • Y la migración de fibroblastos, reforzando la estructura de colágeno, rejuveneciendo la zona tratada. 

Radioporación y  Sonoforesis

Estas técnicas facilitan la introducción de principios activos de productos específicos: Quemagrasas, Reafirmantes, Anticelulíticos, Antiarrugas, etc., estas terapias potencian  los efectos de la Radiofrecuencia  y de la UltraCavitación  respectivamente, siendo similar a la  ElectroPoración o Mesoterapia  Virtual.

¿Qué es? ¿Para qué está indicada?

Es una técnica no quirúrgica, no agresiva y sin efectos secundarios. Está indicada para el tratamiento de la zona facial y corporal. Mejora y corrige la textura de la piel, la flacidez y el volumen, bolsas, ojeras, arrugas, tanto de expresión como de edad. La radiofrecuencia también se utiliza para incrementar los resultados de otros tratamientos como la, cavitación, Crioreducción...

¿En qué consiste? ¿Qué se siente durante el tratamiento ?

Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas que producen un calor intradérmico y estimula los fibroblastos, mejorando la circulación sanguínea, consiguiendo la regeneración de colágeno y mejorando los tejidos y la elasticidad de la piel. Permite llegar a las capas más profundas de la piel sin dañar la dermis. Durante el tratamiento se siente un calor agradable, posteriormente quedara la zona enrojecida por el aumento de la temperatura producida durante el tratamiento.

La Radiofrecuencia Facial con Regen-Skin

La utilización de la radiofrecuencia con el lápiz RegenSkin a temperatura aplicada sólo sobre las líneas de cada arruga produce una regeneración profunda de la dermis y se potencia el resultado en zonas determinadas, produciendo un calor progresivo y agradable en la piel, y un punto de calor más intenso en zonas concretas .

En la fase inicial del tratamiento se eleva la temperatura del rostro a 38º-40º para estimular la circulación sanguínea y la formación de colágeno.

En una segunda fase se aplicara el lápiz Regen Skin que  actuará directamente sobre la arruga que queremos tratar creando una gran concentración de calor en el interior del surco y produciendo un pequeño efecto de relleno que posteriormente provocará una regeneración de la piel y disminución de la profundidad de la arruga.

  • Reafirmación del óvalo facial.
  • Mejora de las líneas de expresión.
  • Reducción notable de las arrugas de ojos, labio superior y rictus.
  • Aporta más luminosidad de la piel.

Recomendaciones

En los tratamientos recomendamos una higine facial antes de comenzar el con las sesiones, tanto en tratamientos corporales y faciales mantener la piel bien hidratada con la utilización de una crema adecuada a cada tipo de piel y con un poco de factor de protección solar.

Recomendaciones

En los tratamientos recomendamos una higine facial antes de comenzar el con las sesiones, tanto en tratamientos corporales y faciales mantener la piel bien hidratada con la utilización de una crema adecuada a cada tipo de piel y con un poco de factor de protección solar.

Resultados

Desde la primera sesión se ven resultados inmediatos, una piel más hidratada, firme y lisa. La radiofrecuencia facial además mejora ojeras, bolsas y arrugas. Los resultados van mejorando a medida que se alarga el tratamiento. El primer día se consigue un efecto flash. Sin embargo, el verdadero resultado se ve a los 28 o 29 días cuando el colágeno ha conseguido una mayor activación.

Después del tratamiento

Protección solar e hidratación tanto en invierno como verano. El mismo día del tratamiento no manipular la piel, maquillaje. Los posteriores días aplicar una crema hidratante con factor de protección.

Contraindicaciones

La radiofrecuencia no está indicada para personas con flebitis, tromboflebitis, venas varicosas, arterosclerosis, diabetes con microangiopatía, insuficiencia hepática y renal, cirrosis hepática, lesiones cutáneas, dermopatías, procesos inflamatorios graves (tuberculosis, VIH, neoplásticos), Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia o personas que sean portadoras de marcapasos o prótesis articulares.